24 de septiembre de 2017

Ibán ‘El Guerrerín’ de Barrillos. Si lo dejó Contador...

Fulgencio Fernández, en La Nueva Crónica escribe sobre Ibán Sánchez, "El Guerrerín" de Barrillos:

El excelente luchador de Barrillos se irá, a los 36 años,  después de ganar siete ligas y pide para el futuro más unión y que se aborden cambios que la lucha está pidiendo
Lo anunció nada más ganar su séptima Liga: «Me voy a final de temporada, aunque me cuesta mucho dejarlo, es una pasión, pero...». Y a ese «pero» le pone El Guerrerín de Barrillos muchas explicaciones: «Ya tengo 36 años y las rodillas sufren mucho; me tengo que dosificar porque ya no aguanto toda la liga...», temas deportivos a los que suma otros relacionados con el mundo del deporte —«la gente ya quiere ver ganar a los jóvenes, como me ocurrió a mí cuando empezaba»— y otros del momento actual que vive la lucha leonesa. «No es nada agradable este mal ambiente, te desanimas, para mí han sido duros estos meses porque creo que en lo que hay que pensar es en la lucha y en la gente».
Alude a la gente porque sabe que han bajado mucho los espectadores, «que hay mucha gente mayor a la que no ‘sustituye’ otra más joven cuando dejan de ir a los corros» y cree que algo hay que hacer, incluso apunta temas que le parecen fundamentales. «Hay que lograr que haya más igualdad, que no se sepa quién va a ganar los corros, y para ello es fundamental modificar los pesos y las categorías, hacerlos en base a la igualdad pues ahí están las fichas y nos conocemos todos. No puede haber 5 en una categoría y 19 en otra». Y lo resume todo en una reflexión: «La lucha es un producto y hay que venderlo, hay que hacerlo más atractivo para los aficionados, ellos son los primeros».
Reflexiones nacidas de muchos años viendo lo que ocurre, desde que siendo un niño su tío Mariano El Guerrero le enseñó los primeros secretos; le llevó al Club de Mansilla con los hermanos Getino. «Si hubiera Liga de Invierno igual me agarraba por ayudar al Club pues le tengo cariño a esa competición ya que yo me inicié en ella y es muy buena para hacer grupo, sentirte como miembro de un equipo. Pero...».
No se le ha olvidado aquel primer corro que ganó, en 2002. «Era aquel que hacía El Corte Inglés en la terraza, el último del año. Le gané la final a Iván ‘El Menudín, qué pena que lo dejara tan joven pues era buenísimo. Recuerdo que ya estaban hechos los carteles del Campeón de Campeones y me tuvieron que pegar pues no había ganado ningún corro antes, me hizo mucha ilusión»; pero también se la hizo la Liga «pues cuando pasa el tiempo ye das cuenta de que no es tan fácil ganar y cuando ves que esto se acaba lo valoras más que cuando empezabas».
Reflexiones de un gran tipo al que habría que escuchar y valorar pues siempre está dispuesto a sumar, curtido en mil batallas y siete ligas.

Test
- ¿El rival más complicado? - Varios, han sido muchos años. Desde Iván ‘El Menudín’, Félix, Santi, Javi Oblanca (el más constante)... pero destacaría a Víctor Llamazares
- ¿El corro que más ilusión te hizo? - Diría tres. El primero que gané; el que me dio la primera Liga o el que gané en Boñar que me dio la Liga ante Víctor, creo que en 2011.
- ¿El mayor disgusto? - Las lesiones. Las que duran y las que llegan cuando te estás jugando cosas importantes.
- ¿El mejor luchador al que te has medido? - Héctor y/o Clemente.
- ¿El mejor luchador que has visto?  - Héctor y/o Clemente.
- ¿Un maestro en el corro? - Héctor 
- ¿Un maestro fuera del corro? - José Antonio Robles, El Elegante.
- ¿De que estás más orgulloso? - De lo que me ha dado la lucha: amigos, gente que se conoce, derrotas en las que se aprende más que en las victorias.
- ¿Un nombre?  - Mi tío Mariano. Sin él no podría haber disfrutado de estos 19 años que me dio la lucha, sin las horas que entrenó conmigo nada hubiera sido posible y habría sido una pena.
Batalla y guerra para El Guerrerín de Barrillos. Tampoco hizo ni un gesto más allá de que lo levantara su rival. Nadie le mandó quedarse en el centro para recibir el homenaje que merece, como no se le hizo a Tomas y Caberín antes o a Moisés pocos minutos después. 

Y no era tontería lo que acababa de lograr Ibán Sánchez, El Guerrerín, natural de Barrillos, 36 años, nieto de Mariano, el luchador y de Fleta, el paisano; sobrino de El Guerrero, incluso su padre Marco se agarró al cinto: era la séptima Liga, en ligeros. Ya habita en el selecto club de los que han hecho historia en la lucha leonesa.
- ¿Y ahora?
- Ahora para el fisio, que estoy muerto, y después habrá que tomar unas cervezas para celebrarlo.
- ¿Te ha hecho ilusión, porque no has esbozado ni una sonrisa?
- Mucha. Créeme, mucha, por circunstancias personales, porque ya fue una Liga muy medida, en la que me tuve que dosificar para llegar al final... y porque ya es la última.
- No puede ser.
- Tiene que ser. Lo explica bien mi padre: «Si lo dejó Contador... ¿porqué no lo puedes dejar tú».

Le duele. Lleva la lucha en la sangre. Vive con ella desde que siendo casi un niño se debatía en su casa si la raza le venía de un abuelo u otro; desde que ganó su primera Liga, desde los años en blanco de títulos más volcado en los estudios para saber volver... Desde las mil lecciones de paisano que ha sabido dar este luchador que jamás ha tenido un mal gesto y cuando lo amagó –el año pasado en lo de apretar el cinto con El Míster– lo primero que dijo al corro siguiente fue «me equivoqué, cada uno lucha con sus armas».

13 de septiembre de 2017

En 1981

12 octubre de 1981, en el Teleclub de La Mata

Hace ya 36 años, en el verano de 1981,  los jóvenes de aquel entonces quedaron en volver a La Mata en el puente del Pilar y celebrar una comida en el Teleclub. 
A partir de 2006, para celebrar los 25 años de aquella reunión se siguen viendo en octubre en La Mata y se constituyó la peña La caseta del coche de línea.

¿Qué quienes pertenencen a la peña? Los matenses que tienen taitantos años (bueno, algunos menos, pero otros ya van llegando a taitantostantos). 
En un principio se había acordado que para pertenecer a la peña había que tener la edad de Geni, que era el más pequeño que había asistido a la celebración en 1981, y ahí se le ve en la foto de arriba, luego se ha abierto a quien quiera participar.
Por cierto, ¡Ánimo Geni!
12 octubre de 1981, en el Teleclub de La Mata

6 de septiembre de 2017

Revista 141

Con un poco de retraso,  debido a problemas de salud, ha llegado a nuestras casas, en formato papel, el número 141 de la revista trimestral "La Mata de Curueño, un pueblo que nos une", correspondiente a la primavera 2017, con amplia información del devenir en La Mata de Curueño y que ahora publicamos en la Web.
Y los 141 números publicados en 40 años se encuentran en:


La vida contada a los veraneantes

Fulgencio Fernández, en La Nueva Crónica, escribe sobre las revistas locales que se publican en León, entre ellas, nuestro entrañable boletín "La Mata de Curueño, un pueblo que nos une". 





Fulgencio Fernández | 01/09/2017


La vida contada a los veraneantes

PERIODISMO Varias revistas locales y comarcales resisten y mantienen su presencia en los kioscos, aprovechando la afluencia de visitantes en verano para sacar sus números más trabajados y "poner al día" a todos sus lectores
No es nada fácil la subsistencia de una revista local o comarcal ‘en papel’. No corren buenos tiempos para ellas y, sin embargo, hay unas cuantas resistentes en la provincia de León. Publicaciones que permanecen fieles a su cita con los lectores desde hace años y para las que el "número de verano" es fundamental pues los pueblos a los que van dirigidas fundamentalmente experimentan un importante aumento de población. "Es contarle la vida a los veraneantes", en palabras de Juan Carlos Díez, responsable durante años de una de estas publicaciones.
Revistas como Alboral (La Robla), la Revista Comarcal (de la Montaña de Riaño), La Curuja (Noceda del Bierzo), Losada(del pueblo del mismo nombre en el municipio de Bembibre) o La Mata de Curueño, el pueblo que nos une; son algunos de los ejemplos de ‘resistentes’ que han acudido nuevamente este verano a los kioscos, o los punto de venta habituales entre los que no faltan bares, panaderías, supermercados... "el caso es llegar".

La más veterana y peculiar es la de La Mata de Curueño, que camina hacia sus 40 años de vida y con 141 números en la calle, todo un prodigio de longevidad, aunque en esta ocasión sufrieron "un no previsto ni pretendido retraso". La fórmula de su éxito es la cercanía, contar todas las historias del pueblo y sus gentes, algo de lo que se encarga María Jesús Álvarez en cada número en su sección ‘Desde La Mata’: "Montse Valladares es bisabuela pues el día 13 su nieta Luna, hija de Begoña, tuvo un niño que se llama Martín. El calendario del pueblo para este año lo hace el hijo de Pilar y Miguel, está dedicado a las cuatro plazas del pueblo y a los tramos de los caminos que salen y llegan a ellas".
Publicaciones que ya son clásicas en La Robla, la montaña de Riaño, Losada, Noceda o La Mata de Curueño
Entre los nacimientos, bautizos, bodas de oro... encontramos el fallecimiento de un singular vecino, George Gúrgís, que había encontrado en este pueblo un pequeño paraíso en el que disfrutar después de la intensa vida de este egipcio nacido en Alejandría, hijo de griegos y nieto de inglesa, quien había sido director del Hotel Hilton Internacional de Londres... y casado en León.
También la cuidada Revista Comarcal Montaña de Riaño acumula una larga vida, desde 2001 y con 62 números en la calle. Ha llegado con sus dos partes, el cuadernillo central Gacetilla Local, con las noticias de la comarca, y los reportajes del resto de la publicación en la que tiene gran protagonismo el recuerdo de los "treinta años empantanados", es decir, de aquellos días de 1987 cuando el agua cubrió y ahogó el valle y lo hacen con un nuevo enfoque después de recordar el número en el que recordaban los 20 años. "Las nuevas generaciones no pueden seguir con los lamentos otros 30 años ni justificando fracasos por acontecimientos pasados", dice el editorial. 

Las dos revistas bercianas —Losada y La Curuja—, que dirigen Xuasus González y Manuel Cuenya, mezclan literatura y reportajes con una mirada universal a lo local. Losada celebra 15 años de vida su director repasa su andadura, con una optimista visión de futuro. Ya hemos hablado de ellas y habrá que volver.
Y en La Robla se va asentando Alboral, desde que naciera en 2009 como revista cultural de La Robla y con un ‘concurso’ para que los lectores eligieran su nombre: Alboral. 

4 de septiembre de 2017

Salimos en Interviú

En la revista Interviu de esta semana aparece un reportaje sobre los problemas que tenemos para ver la televisión, utilizar el teléfono móvil y conectarnos en Internet. Son cuatro páginas con información detallada y variedad de fotografías. La fotografía principal del artículo es en La Mata de Curueño.  Más información en Revista Interviú. 

Pregón de fiestas 2017


Cantad pregonero, cantad             -          El nieto del tío Ramiro

Sé valiente, sube las escaleras del corral de Ruper y Maritere, acércate a la balaustrada del corredor y comienza un pregón diferente, lleno de emociones.
Recuerda que las fiestas patronales dejaron de celebrarse en noviembre, por San Martín, ya hace más de cien años, en 1890, cuando se trasladaron a agosto para atender mejor a familiares e invitados que acudían desde otros pueblos. Y que el párroco D. Matías, disconforme con el cambio, pidió el traslado a Ruiforco de Torío y abandonó La Mata.
Que las fiestas, como hoy las conocemos, se fraguaron en el verano de 1978, con la elección de una comisión, año en que también se organizó el funcionamiento del teleclub y comenzó nuestro querido boletín de un pueblo que nos une; cuarenta años hace ya.
Y que fuiste, en 1984, uno de los primeros presidentes de la comisión de fiestas y secretario otros dos años, con Sergio de presidente y en esta su casa guardábamos las cosas de la fiesta y los tablones del corro, y prometiste que no volverías a meterte en líos y aquí estás.

Cantad pregonero, cantad.
Recuerda que en los primeros años siempre era el pregonero Fernando Sierra e hizo populares coplillas como ésta, que ahora os invitó a entonar:
Es fenomenal, es fenomenal, vernos todos juntos otro año en el corral.
Al faltar Fernando, el pregón recayó en unas pocas personas que se fueron repitiendo; en los últimos años se está abriendo a otros matenses y deseamos siga esta línea democrática. El que ha sido pregonero una vez, no debería serlo más. Todos y todas tenemos algo que glosar de nuestro pueblín.

Cantad pregonero, cantad.
Es fenomenal, es fenomenal, vernos todos juntos otro año en el corral.
Retrocede y recuerda que La Mata tiene, al menos, mil años de existencia, con documentos escritos del siglo XI que lo atestiguan y perteneció hasta el siglo XIX al Concejo del Valle de Curueño, su centro defensivo fue el castillo de San Salvador de Santa Colomba y el dominio territorial lo ejercía la Casa y Estado de Toral, primero casa de los Guzmanes, desde su palacio de Vegas del Condado.
Y que La Mata se organizaba en concejo abierto de vecinos que se reunían los domingos, a la salida de misa, a son de campana tañida, existían una serie de ordenanzas que organizaban la vida del pueblo y los castigos por incumplirlas se pagaban, la mayoría de las veces, con cántaras de vino que se bebían en el concejo. ¡Eso eran castigos!

Cantad pregonero, cantad.
Es fenomenal, es fenomenal, vernos todos juntos otro año en el corral.
Recuerda que durante siglos, nuestros antepasados mediante un intenso trabajo sacaban lo indispensable para alimentarse, vestirse y disponer de unos pequeños recursos a la hora de su muerte, para destinarlos, en parte, a sufragios por su alma. Que ahora hay que pagar muchos impuestos, pero que entonces ya existían impuestos reales, eclesiásticos y de señorío, todo un entramado, alguno tan peculiar como el Nuncio, que pagaban los herederos, a la muerte de un vasallo, pues dejaba de trabajar para el Señor; cuanto más joven se moría, más tenían que pagar.

Cantad pregonero, cantad.
Es fenomenal, es fenomenal, vernos todos juntos otro año en el corral.
Recuerda a tu familia, que tantas penurias pasaron durante la dichosa guerra civil y después de ella; los abuelos, el tío Ramiro y la tía Delfina, Ramiro fue presidente del pueblo en 1920 y encarcelado en el campo de concentración de San Marcos en 1937; tío Femiano, diez años viviendo enterrado en la corte de las ovejas, y papá, Marcelino, tan niño y tan vilipendiado, se merecen, ochenta años después, este pequeño reconocimiento.

Cantad pregonero, cantad.
Es fenomenal, es fenomenal, vernos todos juntos otro año en el corral.
Recuerda a aquellos que dicen que no eres de La Mata, que sí, que eres asturiano, pero asturiano de la Mata; que desde los nueve meses de edad, todos los veranos de infancia y adolescencia los has pasado aquí, no de vacaciones, sino trabajando junto a tu hermano Carlos; primero acompañando a güelito con las vacas al Soto, delante del carro mientras se cargaba de hierba o de gavillas, con un ramo espantando las moscas para que no se moviese la pareja de vacas; volviendo la hierba con un palo o rastreando; más tarde, pisando la hierba en el carro y en el pajar, dando vueltas en el trillo hasta que la vaca cagaba, ibas medio dormido, no te daba tiempo a poner la pala, se manchaba la trilla y te reñían por no estar atento, …
¿No somos de La Mata? Conocí a Carmen, mi mujer, en La Mata y las parejas de mis hijos Juan y Víctor, María y Sandra, también son de La Mata.

Cantad pregonero, cantad.
Es fenomenal, es fenomenal, vernos todos juntos otro año en el corral.
Recuerda, por último, a tu padre Marcelino, que tantos años se perdió esta velada popular por quedarse en casa durmiendo a sus nietos o a Víctor, tu hijo, que no ha seguido el consejo de su tío Carlos, cuando le decía:
- Guaje, tú cuando trabajes, al firmar el contrato, lo primero que tienes que pedir es la semana de la fiesta de vacaciones.
Y no ha hecho caso y no puede estar aquí, está trabajando esta noche.
Y a aquellos que este año están lejos: Lidia en Australia, Carmen Tarodo en Irlanda, Esteban en Suiza y algún otro que va volando.


¡VIVA LA MATA!

El corro en La Nueva Crónica

Fulgencio Fernández | 03/09/2017
LUCHA LEONESA Primera victoria senior del joven Adrián Fierro, primo de Rubo; y también gana su primer corro en pesados Guti ‘El Bueno’, junto a los clásicos Moisés y Tomasuco
"No sabía en qué pensar, había ganado a Ibán en la final y también el corro, no sabía qué hacer y ya llegó mi madre, emocionada, me alegró pues ella es quien va conmigo, me llevó tantas veces a entrenar, también mi padre pero...". Era el vencedor del corro de La Mata en ligeros, Adrián Fierro, 18 años, primo de Rubo, vecino de Boñar pero que defiende los colores de Cerulleda, "el pueblo de mi padre". Acababa de ganar su primer corro en senior.
- ¿Lo esperabas?
- Lo sueñas, pero esperarlo, la verdad es que todavía no.
- Ganando a Ibán, uno de tus maestros.
- Sí, es el que montó el Club, nos ha entrenado a veces. La verdad es que lucho con él con un cierto respeto.... 
Pero este sábado se lo perdió. Decía un clásico de los "bailes tipo desguace", Emilio, cuando le trataban de usted: "Trátame de tú que no hay cosa que más me guste que me pierdan el respeto". Lo mismo debió pensar Adrián. Y se lo perdió, tanto que no le dio ninguna opción: entera, media y entera seguidas... Y a la nube, hasta que le bajó su madre, Lorena. Y muchos colegas pues es un chaval querido en el circuito, por su lucha, por su forma de ser, por su sonrisa seria de luchador. Primero llegó Rubo, su primo, uno de los que le metió en esto; después Tomasuco, Filín... y un largo etcétera, y Luis Miguel, su padre. El chaval sacó el bocadillo y se puso a comer, que se lo había ganado y ya había pasado hambre para entrar en peso. Como la pasó su rival en la final, que llegó sin comer. No había sido un camino fácil para Fierro, Teje le acechó con sus medianas, Samu en la semifinal puso sobre la hierba su potencia... pero venía con ganas: "Me encontraba bien, paré dos semanas por las molestias de las costillas y me encontraba con ganas". Hasta el punto que a los aficionados no les ‘cuadraba’ la cara de niño con las mañas de paisano.
Como daba cuenta con ganas del bocata, y con un recuerdo para un maestro que le enseñó mucho. 
- ¿Quién te enseñó esas cosas? 
- Sobre todo, Héctor El Divino. 
- ¿Aprendiste mucho con él?
- Con Héctor aprendimos todos.
Con siete años empezó a luchar. Con 8 llegó a manos de Héctor. Con 18 ganó su primer corro ¿El futuro? Se verá, de momento acabó el bocata y marchó a ver a la selección que también es futbolista, se formó en la prestigiosa cantera del Puente Castro y es un lateral tan rápido como potente. 
Un divinín también guerrerín. La mezcla se llama Fierro, el de Cerulleda.
El inicio y el final del corro de La Mata guardaban la sorpresa. En medio dos caporales que no parecen dispuestos a permitir ninguna sorpresa: Moisés en medios y Tomasuco en semipesados. 
A. Fierro: "Me alegró la llegada de mi madre, ella que me ha llevado a tantos corros y entrenamientos"

Hacía unos segundos que Fierro II (Adrián) había ganado el corro y la megafonía ya llamaba a su primo Fierro I (Rubo) para medirse en el primer combate de medios a Víctor Llamazares. Ganó bien (2-0) el primero de los Fierro (¿sería la tarde de la familia?).
Podría haberlo sido de no cruzarse en su camino una roca: Moisés. Impresionante lo suyo, su potencia, cómo aprovecha sus golpes. En semifinales se cruzó con Rubo y no le dio ninguna opción.
En la final le esperaba el mejor Diego Arce de todos los tiempos, nuevamente finalista. Y se la jugó al todo o nada hasta el punto de que fue el de Astorga quien se fue a por Moisés, aunque aguantó el de Cistierna y Diego cayó debajo pero con gestos de que le había gustado la final.
Y otro que cada día da menos oportunidades es el que fuera "niño Tomasuco". Lo tiene todo, potencia, calidad y se parte la cara con quien sea, este sábado lo hizo materialmente en semifinales contra un Lixer que impresiona con su forma y su físico, de hecho le dio una preciosa entera a Tomás, por abajo, pero después no le aguantó la reacción del de La Vecilla.
Y en la final, Sansón. Está muy bien, le dio media... pero Tomasuco le remató con un voleo que vale una tarde.

El corro en Diario de León


Curueño para no olvidar, si el corro canta gallos

Moisés y Tomás no fallan en La Mata, donde se suman como ganadores el joven Adrián Fierro y Guti el Bueno.

A. BARREÑADA | LA MATA
Septiembre trajo la tarde agradable que el final de agosto no quiso y en La Mata de Curueño se celebraba ayer el corro suspendido el pasado domingo. Desde las cinco hasta las siete y veinte, cuarenta y cuatro luchadores arbitrados por Antonio Getino y Óliver Sánchez en esta convocatoria, décimo séptima de la Liga de Verano sénior masculina.
Sénior por muy poco, casi juvenil, el primer vencedor de la jornada. El Curueño aquí es valle apacible, pero las aguas bravas vienen de sus peñas. De las de Cerulleda, Adrián Fierro. Laura, la primera ganadora del Trofeo a la Garra Femenina, completaba actas en la mesa. Se le comentaba, desde primeros agarres, que «venía fuerte el primo»; ella sonreía y bromeaba: «Le doy suerte yo». Y se la dio, o la suerte ayudó, como dicen los clásicos, al audaz.
Audaz pelea la de Adrián con ‘Teje’ en cuartos, tras haber superado en previa a Víctor Palomo. Hasta ahí, nada en su contra . Audaz y resolutivo en semifinal peleada con Samuel Sánchez, quien conseguía igualar a entera, pero dio su segunda Fierro. Más que audaz, la mejor nota de contraste, la final con su compañero líder de la categoría, Ibán Sánchez,. quien había pasado cuartos ante Javier Oblanca por decisión arbitral y semifinal ante Mario del Blanco por caída de oro.
«¡Qué tirón de cadera...!», decía un aficionado, contemplando las que le daban a Adrián entera, media y entera más, su primera victoria en la Liga sénior.
Medios y semipesados no vieron flaquear a sus gallos: Moisés Vega completaba corro de nuevo sin recibir ni media en contra: 2-0 ante Daniel Pinto, ante Rubén Fierro (que había superado en primer combate a Víctor Llamazares con igual ventaja) y ante Diego Arce (en su caso las dos enteras a cero las anotaba sucesivamente sobre Guillermo Rodríguez Bulnes y José Luis García). La manera en que ‘Moi’ cruzó y trancó a ‘Rubo’ en semifinal o cómo resolvía la final ante el ‘Balilla’ no deja lugar a dudas de que su tren tiene destino fijo.
Lo tiene el de Tomás González, que se impuso a su máximo rival, Rodrigo Fuentes, en fase de cuartos. Su primera entera, «¡buena, de las que suenan!», se decía desde la grada.
Mucho de lo mejor de la tarde en los combates de semifinales de este peso: la de ‘Sansón’ Cabero con Alberto González (que se siente cómodo por encima de los 77’05), y la de su hermano Tomás con ‘Lixer’ Campos, quien logró igualar a entera. La final se abría con media para Jesús María. Después, tranque y cierre para La Vecilla, y dos jamones...

Corro de aluches 2017

 Debido a las condiciones climatológicas el corro de lucha leones se aplazó el domingo 27 de agosto y se celebró el sábado 2 de septiembre
 Venta de entradas
 Aspecto de parte de los graderios
 Algunos agarres



Resultados:
LIGEROS. 1º- Adrián Fierro, 2º- Ibán Sánchez 3º- Mario del Blanco 4º- Samuel Sánchez 
MEDIOS. 1º- Moisés Vega 2º- Diego Arce 3º- Rubén Fierro 4º- José Luis García
SEMIPESADOS 1º- Tomás González 2º- Jesús Mª Cabero 3º- Luis Fernando Campos 4º- Alberto González 
PESADOS 1º- Roberto Gutiérrez 2º- Pedro J. Acosta 3º- Roberto Rodríguez 4º- Álvaro Cordeiro 

30 de agosto de 2017

Incendio en el monte de La Mata

Después de llover bastante el sábado y domingo de la fiesta, el lunes 28 hubo un incendio en el monte del saliente, hacia Lugán. Asi lo recogía la prensa:
ileon.com
29/08/2017 - 11:41h.
El incendio forestal de La Cabrera sigue controlado desde última hora de la tarde del domingo. El fuego, que se originó el lunes de la semana pasada y ha mantenido en jaque a toda la provincia de León, se encuentra ya prácticamente extinguido.
Las llamas han arrasado unas 10.000 hectáreas, aunque de momento no se ha permietrado de forma oficial la superficie afectada. En estos momentos, permanecen en la zona un agente medioambiental, dos bulldozer, una autobomba y una cuadrilla de tierra para evitar posibles reproducciones.

Por otro lado, en la provincia de León ha sido extinguido otro fuego en La Mata de Curueño (Santa Colomba de Curueño) después de haber calcinado 0,3 hectáreas de pinar.